Trivento White Malbec, reinventando al vino


El vino es un como un lienzo en blanco, donde el talento del enólogo puede crear una sinfonía de aromas, colores y sabores. Las uvas que crecen bajo las condiciones ideales, son la inspiración para crear vinos de gran expresión aromática y buena concentración de sabor, verdaderas obras de arte que son efímeras para los sentidos, pero permanentes en el corazón.


Así es Trivento White Malbec, una maravilla que nace en las tierras argentinas del Valle de Uco y de Luján de Cuyo, ésta última ostenta la Denominación de Origen de Luján de Cuyo desde 1988, la primera en ostentar esta primera denominación de origen controlada de América.


La Bodega Trivento tiene un secreto para producir este vino enigmático, y es que sus uvas se cosechan aproximadamente 30 días antes en comparación con el malbec tinto. Esta cosecha temprana permite una menor graduación alcohólica y una acidez natural mucho más marcada.


Trivento White Malbec, es uno de las deliciosas razones por las que los vinos blancos han empezado a ganar terreno en el gusto de las personas, pues su calidad y frescura, además de tener un amplio abanico de maridaje, nos invitan a explorar un lado diferente del concepto del vino, alejado de los convencionalismos, demostrando que a partir de una uva tinta se puede crear un gran vino blanco.


Como lo dice Maximiliano Ortiz, enólogo de Trivento, el desafío al elaborar Trivento White Malbec, fue crear un vino blanco atractivo y afrutado hecho de una variedad tinta, un reto único, pues en la bodega nunca habían hecho este tipo de vinificaciones. Su proceso fue tan innovador, que se trata de una enología que va en contra de todo lo que dice la teoría, pues despojaron a un tinto de una de sus características principales, basándose en profundos estudios y pruebas.


Trivento White Malbec es elaborado a través de una molienda suave, con despalillado y prensado inmediatos para prevenir la pigmentación. Su fermentación es en tanques de acero inoxidable por 15 días a una temperatura de 10o C, posteriormente el vino es filtrado, clarificado y estabilizado para su embotellamiento. Todo este proceso da como resultado un vino de intensidad media, sus aromas a cereza y frambuesa se combinan con notas de manzana verde y marcada acidez en el paladar.


Aun cuando es un vino de reciente creación, la cosecha 2020 de Trivento White Malbec recibió un reconocimiento de 90 puntos otorgado por el crítico James Suckling quien lo describió como un vino con aromas de durazno, mango fresco, limón y crema. Tiene cuerpo medio, acidez brillante y un final fresco y afrutado.

Este vino, sin duda marca un nuevo estilo para probar y disfrutar la uva malbec, se trata de un camino distinto donde el malbec se quita la piel, mantiene su identidad intacta y lleva hacia una experiencia única.


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square