Los grandes vinos mexicanos de Domecq



Bajo el clima de tipo mediterráneo del Valle de Guadalupe, en Baja California, crecen uvas con las que se elaboran vinos mexicanos de altísima calidad, respaldados por uno de los nombre más emblemáticos del mundo del vino: Casa Pedro Domecq. El valle se encuentra en la zona conocida como la franja del vino, y gracias a su clima de tipo mediterráneo, con inviernos húmedos y veranos secos y templados, es que las uvas crecen jugosas y dulces.


En este fabuloso lugar se encuentran los viñedos y la bodega de esta famosa vinícola, cuya historia comenzó en 1730 en Jerez de la Frontera. Después de viajes, análisis del clima y del suelo, y por el gran amor que México despertó en los corazones de la familia Domecq, se decidió instalar la primera planta de añejamiento en el Estado de México, para crear el primer brandy mexicano, el reconocido Brandy Presidente, en 1958, y tan solo dos años después se concretó el proyecto de vino mexicano en el Valle de Guadalupe, con este proyecto, Domecq logró cambiar la percepción del vino mexicano.



Su vino tinto Reserva Real, está elaborado a base de Barbera y Cabernet Sauvignon, y tiene un proceso de añejamiento en barricas de roble francés donde obtiene su color rojo rubí con reflejos violáceos. En nariz, coquetean los aromas de frutas maduras como mora, frambuesa y un elegante toque de mentol, que se mezclan con notas de chocolate amargo, coco y vainilla. En boca tiene una acidez bien estructurada con taninos suaves y ligeros; larga persistencia y gran carácter frutal. Por su gran acidez y su sabor bien balanceado y equilibrado, su maridaje es delicioso con platillos sencillos como pizzas, con los tradicionales tacos, o incluso con pasta con mariscos y salsa de jitomate.


Vibrante y aromático, el vino Chateau Domecq Blanco nos deslumbra con su hermoso color amarillo paja con destellos dorados, y sus notas cítricas de lima y mandarina, que se mezclan con sutiles notas perfumadas y florales. Es suave y fresco, con buen volumen en boca y un largo final, que lo hace perfecto para acompañar camarones y langosta, pastas y hasta con chiles en nogada, gracias a sus delicados aromas a flores blancas, cítricos suaves, frutos secos y caramelo, junto con un sabor equilibrado y una buena acidez.


Los vinos de Casa Pedro Domecq están inspirados en las cualidades de la tierra, en la belleza del entorno que rodea a la bodega, y sobre todo, están cargados de amor. Para su creación, se obtiene lo mejor de la zona, mostrando un profundo respeto a la conservación y cuidado del medio ambiente, al trabajo agrícola y a la comunidad en la que se ubican sus viñedos. Más que vinos, se trata de elegancia embotellada, que nos trasmiten el sabor de los placeres de la vida, con un enfoque que reúne tradición, sabor y vanguardia.



Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Marcas de Lujo Asociadas

CDMX

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon