Dueños del cielo con Fly Across



Decía Matthew Karsten que invertir en viajar es invertir en uno mismo, y no podía ser más cierto. Al viajar, pulimos nuestras ideas y nos hacemos verdaderos ciudadanos del mundo, además de que es sumamente divertido. Pero si nuestra intención es viajar y al mismo tiempo consentirnos con los lujos que nos da la vida moderna, necesitamos un nivel de viaje de alto nivel.


Volar en un avión privado nos ofrece la diversión y emoción que traen consigo todos los viajes, y al mismo tiempo, toda la privacidad y las comodidades de volar solo o en compañía de las personas que queremos. Entre las muchas ventajas de volar en un avión de Fly Across, es que no estamos sujetos a las reglas de las aerolíneas comerciales, y somos consentidos con el mejor servicio. El tamaño del avión se escoge según nuestras necesidades y gustos, desde helicópteros, o aviones para cuatro o 12 personas.


Su flota de aviones privados ultra modernos, siempre a nuestro servicio, y con su lema El Cielo sin Límites, nos permiten diseñar el itinerario sin tener que depender de los horarios de los vuelos comerciales, y con sus programas podemos escoger la ciudad y el aeropuerto privado al que deseemos aterrizar, si hay un cambio, basta con decirlo para que se adapten a nuestras necesidades. La idea es que todo el servicio sea ultra personalizado, poniendo ante todo la comodidad y los deseos de los viajeros.



También podemos diseñar el menú que más nos plazca, y maridarlo con diversas opciones de vinos, o descorchar el que decidamos llevar. No importa si el vuelo es corto o largo, si es de negocios o de placer: en los cómodos interiores de sus aviones tenemos el espacio y la comodidad que hacen de cada vuelo un momento inolvidable.


Una de sus mayores ventajas, es que tenemos el control total de nuestro tiempo, por lo que se pueden cumplir con los compromisos, o agendar un evento y llegar con una entrada espectacular. Hablando de lujo, servicio y diseño, los interiores de los aviones de Fly Across son como palacios en el cielo, amplios, con detalles en piel y madera, distribuidos de forma inteligente para facilitar la conversación o concentrarse en privado.


Reservar nuestro vuelo con Fly Across es posible en tan sólo minutos con su programa Across Time, que permite rentar por hora el avión que más nos guste, o hacernos socios con una exclusiva membresía de 20 a 50 horas. Con esta opción, no sólo somos dueños del tiempo, sino también del cielo.


Viajar no se trata solo de volar de un lugar a otro, se trata de darle significado, de vivir una gran experiencia y de disfrutar de cada momento sabiendo que es único e irrepetible. Fly Across llegó a revolucionar los vuelos en avión privado, al ofrecer un modelo de aviación a la medida de nuestros deseos, acompañada con los más altos estándares de seguridad y un servicio impecable.



Featured Posts
Recent Posts